15/02/2016 - Corporate

Aumento mixto de capital social

Autor:

En fecha 4 de febrero de 2003, la Dirección General de los Registros y del Notariado (en adelante, “DGRN”) emitió una resolución por la cual se reconocía la posibilidad de las sociedades anónimas de aumentar su capital social mediante la emisión de acciones, utilizando como instrumentos (i) la transformación de reservas disponibles y (ii) el desembolso en metálico y facultar al Consejo de Administración para ejecutar el acuerdo adoptado. Este reconocimiento fue, asimismo, confirmado por la Audiencia Provincial de Madrid, Sección 21ª, en su sentencia número 145/2007, de fecha 13 de marzo de 2007.

Cabe destacar que la razón por la cual debieron pronunciarse los órganos anteriormente mencionados se basa en el hecho que el Registrador Mercantil, inicialmente, había rechazado la inscripción del mencionado aumento de capital al entender que el sistema acordado para proceder al desembolso sólo era posible, válido y lícito por acuerdo unánime de los accionistas.

Ésta es una de las cuestiones principalmente analizadas tanto por parte de la DGRN como por el tribunal. En este sentido, ambos entes destacan que, con independencia que el acuerdo haya sido adoptado por unanimidad o no, en caso que algún accionista o tercero con interés legítimo entendiera que el acuerdo vulnera los intereses sociales ha de poder ejercer la acción judicial pertinente sin que el Registro Mercantil pueda adoptar estas funciones decisorias al ser exclusivas de los tribunales de justicia.

Por otro lado, se apunta a que el aumento mixto de capital social se produce al realizarse un aumento tanto gratuito como oneroso mediante la emisión de nuevas acciones, las cuales se liberan en parte con cargo a reservas u otros fondos disponibles y en parte con cargo a nuevos desembolsos. Pese a esto, ambos órganos muestran su acuerdo al entender que no es posible que exista un doble mecanismo de protección del accionista, es decir, (i) un derecho de asignación gratuita respecto de la cuota de la acción con cargo a reservas y (ii) un derecho de suscripción preferente respecto de la cuota de acción con cargo a nuevos desembolsos. Así pues, tanto la DGRN como el tribunal consideraron que esta dualidad supondría que no estaríamos ante un verdadero aumento mixto de capital social, al cual le corresponde el derecho de suscripción preferente, ya que el componente gratuito de la ampliación acordada, es decir, la realizada con cargo a reservas, debe quedar subordinado al componente oneroso, esto es, la necesidad de realizar nuevos desembolsos, puesto que de existir dos mecanismos de defensa se debería entender que nos hallamos ante dos operaciones societarias diferentes.

El razonamiento anterior supuso que ambos órganos se inclinaran finalmente a favor de la licitud y validez del acuerdo adoptado, puesto que entendían que el respeto del derecho de suscripción preferente permite que los accionistas que no estén dispuestos a realizar desembolso alguno puedan reintegrarse de su participación en las reservas objeto de capitalización similarmente a lo que ocurriría en caso de haber transmitido el derecho de asignación gratuita que les correspondería en caso de no haberse exigido ningún desembolso.